Vino espumoso Lumé Brut

9,50

En el mundo de las burbujas, hay mucha vida más allá del cava y el champagne. Se están haciendo grandes espumosos en muchas zonas.

Un magnífico ejemplo es este Lumé Brut, de Bodegas Contreras Ruiz. Elaborado en Huelva, en el entorno del parque Nacional de Doñana, con la uva autóctona Zalema. Aromático y complejo, pero sobre todo sutil y elegante. Cítricos, manzana fresca, algo de fruta tropical, y aromas a panadería y frutos secos que aportan sus 18 meses de crianza. Todo envuelto en una finísima burbuja que hace que sea un vino fresco y ligero.

Enamórate de este espumoso peculiar, y para descubrir sus diferencias compralo junto a  los cavas Francesc Ricart Brut y Francesc Ricart Brut Reserva.

Descripción

Algunos datos sobre este vino espumoso Lume brut, elaborado en Huelva por Contreras Ruiz:

  • La bodega Contreras Ruiz está situada en Huelva, muy cerca del parque nacional de Doñana, y esto influye positivamente en este vino espumoso Lume Brut. Condicionada por el entorno privilegiado en que se encuentra, Contreras Ruiz opta por hacer una gestión sostenible de sus viñas. De esta forma, su pilar básico para lograr vino de calidad, es que la uva de la que procede sea lo mejor posible.
  • Lumé Brut se elabora mediante el método champenoise, también llamado tradicional, que es la forma en que se produce el cava o el champagne. Este vino espumoso, es un monovarietal elaborado 100% con uva Zalema, una uva autóctona de Huelva, donde se encuentra casi todo el viñedo existente de esta variedad. Una vez que el vino base a terminado la primera fermentación, pasa a la botella,  donde después de la segunda fermentación, permanece durante 18 meses de crianza.
  • Al servirlo, su color amarillo pálido, brillante, y su constante hilera de fina burbuja te indica sin duda que tienes ante ti un vino ligero y refrescante. En nariz, esa burbuja transporta una infinidad de aromas. Cítricos, manzana, incluso algo de azahar y frutos secos. En boca es una delicia, de nuevo su fina burbuja es la protagonista y hace que sea un vino muy fresco y ligero. Confirmamos lo que ya nos adelantaba en nariz, frutos secos, algo de panadería, y sobre todo frescor, limón, manzana y fruta tropical.

Es un vino blanco espumoso distinto y versátil como pocos. Ideal para tomarlo como aperitivo, incluso para acompañar algún postre. Descorcha Lumé, descubre un espumoso diferente y cautivador.