Vino generoso Micaela manzanilla

5,50

¿Solo un vino de feria? Si tienes la idea de que la manzanilla es un vino para beber en cantidad en las fiestas en el sur, es que aún no la conoces a fondo. Uno de los mejores blancos del mundo.

Alabada por la crítica especializada, la manzanilla sigue siendo una gran desconocida para el público. Manzanilla Micaela es un vino para disfrutar sin prisas, en tu mejor copa, y que puedes acompañar prácticamente con lo que te apetezca, es un vino tan versátil que engrandece cualquier bocado.

Un viaje al sur con solo abrir la botella, su aroma te transporta al mar inmediatamente. Un vino muy intenso en nariz, hierba, y un punto salino. Potente en boca, pero fresca y con un encantador punto amargo que hace que sea muy fácil y agradable beberla.

Compra alguna botella y disfruta por un precio único de un gran vino blanco.

Descripción

Te cuento más sobre Manzanilla de Sanlucar Micaela, un vino blanco generoso que no  te puedes perder:

  • Manzanilla Micaela es un vino blanco generoso que se elabora en Sanlucar de Barrameda, en la desembocadura del río Guadalquivir. Esta procedencia marca muchísimo el carácter de este vino, tanto, que la manzanilla solo se puede elaborar en este lugar. Bodegas Barón es una de las bodegas más antiguas de la zona, e incluso de España. Su historia comienza en 1631.
  • Esta manzanilla se elabora mediante el sistema de criaderas y soleras, tradicional de la zona. El orígen de este vino, es mosto de la variedad de uva blanca Palomino, que una vez que finaliza la fermentación, se le añade alcohol vínico hasta llevarlo a 15 grados, perfecto para propiciar la crianza biológica. Esta crianza es favorecida por el clima especial de esta localidad, el cual hace que se cree sobre el vino una película llamada velo de flor. El velo de flor protege el vino del contacto directo con el aire, y ese es el motivo, por el que este vino es tan especial. Esta manzanilla permanece durante una media de tres-cuatro años en barricas de roble americano, conocidas en la zona como botas. Durante este periodo, el vino se va mezclando con el de distintas añadas, al ir pasando por los distintos niveles que componen el sistema de criaderas y soleras.
  • El resultado es un vino único e irreproducible. Un vino blanco de muchísima calidad, muy intenso en aroma, hierba seca, flores y un punto a frutos secos. En boca es contundente, sabrosa y fresca. Un vino que enamora desde el primer momento.

La manzanilla es uno de los mejores vinos blancos que probarás en tu vida, y Micaela se convertirá sin duda en tu favorita. Disfrútala sin prisa